EL SEMINARIO   EDICIÓN 2017   EDICIONES ANTERIORES   ARTÍCULOS   DOCUMENTOS   NOTICIAS   PUBLICACIONES   PONENCIAS    CONTACTO


 Bogotá, Colombia,


  / ARTÍCULOS


COLOMBIA, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2015

FRANCISCO: CUBA, SINCRETISMO RELIGIOSO Y TERCERA GUERRA MUNDIAL

 

Autor: PROF. DR. MIGUEL ÁNGEL HERRERA ZGAIB

 


 

“Cristo vive, Cristo vive”. Expresión de católicos y cristianos en el recibimiento al papa Francisco.

“Hemos agradecido su apoyo al diálogo con los Estados Unidos…El bloqueo es inmoral, ilegal y criminal.” Raúl Castro, presidente de Cuba.

                                                       El sábado 19 de septiembre empezó el papa Francisco su visita a Cuba, inmediatamente después que el gobierno socialista restablece relaciones diplomáticas con su vecino más cercano, y su enemigo más enconado por más de medio siglo, los Estados Unidos de América.

El papa jesuita, misionero por elección de vida, argentino por nacimiento, es el segundo, quien después de Ernesto Ché Guevara, el guerrillero heroico disputará el corazón, el aprecio y la estimación de los millones de cubanos que han mantenido una experiencia diferente al capitalismo, en contravía al imperialismo antes, y al imperio del capital sobre la tierra y en América Latina durante el tercer milenio que corre con  un océano de injusticia, pobreza, miseria y ecocidio jamás imaginados.

Este domingo, el que fuera el cardenal Bergoglio ocupará el sitial de los grandes líderes, en la Plaza de la revolución, presidida por una gigantesca imagen del Ché, su compatriota, cuando dirigirá su palabra de sencillez, combate y esperanza cristiana a más de un millón de personas venidas de todos los rincones de la isla, y de peregrinos llegados de varios países de las Américas.

Pero, el sábado al bajar de la nave de Alitalia que lo transportó, después de las cinco de la tarde, en el aeropuerto de la Habana, al bajar por la escalerilla soplaba generosamente la brisa marina; el cielo estaba ligeramente encapotado, cuando respondió a las palabras de bienvenida del presidente Raúl Castro. Acudió a un texto escrito y a la improvisación, en una breve perorata, que pudimos seguir en directo por la televisión colombiana.

Cuba se abre al mundo

“Que Cuba se abra al mundo, y que el mundo se abra a Cuba.” Respuesta del papa Francisco a las palabras de Raúl Castro.                                                                      

Luego de citar a José Martí, el apóstol liberal, romántico de la independencia de Cuba, héroe caído en la lucha contra el dominio español, Francisco repitió para los presentes y quienes lo escuchaban en el mundo, que la Isla se abre al mundo, recordando que ya lo había dicho Juan Pablo II, en la primera visita que un líder de la iglesia Católica, y de credo político ultraconservador, hiciera a la República socialista.

 Aquella vez la gira la atendió en persona Fidel Castro, triunfador de la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista apoyada por el gobierno  estadounidense en cabeza del general conservador Dwight Eisenhower, y la Iglesia Católica reaccionaria, que sufrió en carne propia los dolores de aquella derrota, perdiendo prelados, propiedades y bienes durante la entronización del nuevo orden.

Después de Juan Pablo II, estuvo el papa alemán Benedicto, una figura intelectual del clero conservador forjada en Alemania, con profundos estudios de teología avalado por sus debates con la reforma que había iniciado el discurso de Juan XXIII, y que en América Latina tuvo correspondencia en la praxis de la teología de la liberación que teorizó el sacerdote peruano Gustavo Gutiérrez, y que tiene hoy, un connotado expositor en Fray Betto, el prelado brasileño que fuera censurado en su momento por el papa polaco.

Ahora, el papa Francisco reclamó “la victoria de la cultura del encuentro”, al tiempo que animó a los responsables políticos en Cuba, por supuesto, y en el mundo, para proseguir este camino, contrariando toda dinastía y casta, como lo había señalado en su momento José Martí. Esto lo dijo en el primero de cuatro días de visita, en un periplo que lo llevará en seguida a los  Estados Unidos, donde lo recibirá un presidente de credo protestante, una religión que en Cuba tiene también fuerza desde los tiempos de la Enmienda Platt.

El papa visitará también, se dice, la edificación en la que funcionó en La Habana, la Universidad de Santo Tomás, regentada por la comunidad dominica, que se disputa con los jesuitas el inicio de la educación superior en la América Española sujeta al poder colonial.

La tercera guerra mundial

Pero, la afirmación más impactante, al comienzo de esta histórica gira, fue la que en medio de una sonrisa pastoral, fue la de señalar que vivimos “una atmósfera de tercera guerra mundial por etapas”. Para enfrentarla, el papa Francisco, citando a la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, hace 100 años, recomendó  paz, respeto y solidaridad en el mundo.

Señalando a Cuba, como un archipiélago que mira a todos los puntos de la tierra, fijó en forma improvisada, una caracterización política del momento que se vive a escala global, cuando él se dispuso a visitar las periferias existenciales de la sociedad humana, donde los pobres, los excluidos, los discriminados, los ofendidos y humillados son la grey.

El pastor católico quiere recuperar para su redil, en un ejercicio de hegemonía, de dirección espiritual a través de sus aires de reforma y denuncia de los excesos del capitalismo. Y lo anuncia a los cuatros vientos, en medio del Caribe americano, en la patria socialista, en el autodenominado por la revolución triunfante en 1959, y la que después de la derrota de la invasión en la Bahía de Cochinos se categorizó como el primer territorio libre de América.

En el interludio de los discursos entre las autoridades de dos estados, la Santa Sede y Cuba, que cumplen 80 años de relaciones, Raúl y Francisco hablaron de libertad religiosa, en un territorio en el que se supone que el ateísmo ha sentado sus cabales  a lo largo de estos años, de lo cual poco se conoce de manera precisa.

Pero, lo que no se duda, en una tierra que fue también de arraigo importante para la masonería, de orígenes estadounidenses, franceses y españoles, es que Cristo revive; y que su culto recuperará adeptos con la apertura que el papa viajero ofrece. Más lo será luego que visite el santuario de la Virgen de la Caridad, en Santiago de Cuba, para completar la pareja celestial, con la presencia de una figura sincrética, milagrosa en la que sobrevive el culto africano a la mujer diosa.

Tal y como sucede con los cultos ancestrales presentes en América antes de la llegada de los conquistadores, en Cuba, el culto a Yemayá, Oshun y Oya, las tres hermanas del mito Yoruba; y a Babalú Ayé, la figura sincrética de San Lázaro, quienes no solo sobreviven en la literatura de  Barney, José Lezama Lima, o Alejo Carpentier; y en la música de intérpretes famosos desde el Beni Moré hasta la Guarachera de Oriente, Celia Cruz, a quien pronto tendremos recreada en un seriado de la televisión mainstream de Colombia.

 

 

 

 

 


NUESTROS BLOGS

Seminario Internacional Gramsci      Praxis Sur      La coyuntura socio política    |   Gobernanza y biosociedad

NUESTROS PORTALES

Seminario Internacional Gramsci   Global Gramsci Society Presidencialismo y Participación

RECOMENDAMOS

Semanario Virtual Caja de Herramientas Boletín Américas | Agencia de Noticias El Día  |



 

E-mail: contacto@seminariogramsci.com | Telefax: +57 3165000  - Extensión 10968
Grupo de Investigación "Presidencialismo y Participación"
Oficina: 301, Bloque C, Módulo 4. Edificio Camilo Torres - Universidad Nacional de Colombia - Bogotá, República de Colombia